lunes, 27 de abril de 2009

Muestras de Leon Ferrari en el MOMA y en Belleza y Felicidad, de Villa Fiorito






Muestras de Leon Ferrari en el MOMA y en Belleza y Felicidad, de Villa Fiorito

Como nos quedaba más a mano, nosotros fuimos a Villa Fiorito (Para cuestionar la canchereada anterior podríamos decir que muchos de nosotros vamos más seguido a N. York que a Fiorito). De todos modos, y más allá de las autochicanas, Sociocontraataca estuvo el domingo 26 a las once e la mañana, en una extraordinaria experiencia organizada y promovida por Fernanda Laguna y apoyada por Roberto Jacoby. Desde hace unos años en un predio de Larrazabal y Rivera Sur en Villa Fiorito Fernanda Laguna organizó, en ese lugar, un anexo de lo que fue su galería Belleza y Felicidad realizando diferente tipo de actividades culturales para los chicos y todos los vecinos del barrio. No es extraña entonces para los vecinos esa actividad del domingo. Es una fiesta en la que los protagonistas principales son los pibes, que dibujan, que hacen pines con tapitas de gaseosas, que juegan al fútbol y en la que hay tortas fritas, chocolate y unas rosquitas de antología. Los padres y los encargados de los talleres andan de un lado a otro en el medio de la actividad de los chicos. Todos están ya acostumbrados a la escultura que se levanta justo en la esquina separada por el alambrado del predio. Se trata ni más ni menos que de un pie que es el calco del pie del David donado por el Museo De la Cárcova. Y entonces todos hacemos la rápida asociación entre ese pie que es parte de la cultura clásica y el pie de ese pibe rebelde originario de Fiorito que ha gozado y goza de la celebridad contemporánea.
No hay a primera vista nada que no sea lo que ya se viene haciendo hace un tiempo. Sin embargo ese domingo a la mañana se estaba inaugurando una muestra y galería de arte que realmente es portadora de una potente originalidad. Y se convierte, de hecho, en un gesto político productivo imaginando formas de democratización de la circulación de obras de arte en las actuales condiciones de existencia. La muestra de la galería belleza y Felcicidad, de Villa Fiorito abría las puertas a dos formas de arte con alto reconocimiento en el mundo del arte internacional. Se trata de ocho heliografías del artista León Ferrari y de cuatro esculturas calcos que forman parte del capital de la cultura clásica universal.
No es necesario mencionar la inacabable lista de debates sobre las formas de relación entre el arte, (las formas que en un momento histórico las diversas zonas del campo artístico reconocen y valoran como tales) y vastos sectores de la población que debido a la organización económico-social, no tienen la posibilidad de encontrarse con este tipo de bienes culturales. Esta muestra interviene de la mejor manera en esos debates: colocando en la pared de un galpón de Villa Fiorito las obras originales de un artista argentino que en este mismo momento cuelga otras de sus obras en las paredes del MOMA de nueva York. Y esto se hace de una manera que está lejos de las ceremonias sacralizadoras de la cultura; se hace como parte de un fluir cotidiano en el que hay una fiesta, música, pibes jugando al fútbol y diversos objetos artísticos: los pìnes con tapitas de gaseosas, las papeles con obras de los pibes del taller de arte, las obras de León Ferrari y la modesta vitrina que guarda cuatro esculturas calcos ( cabeza de Afrodita-siglo IV A de C; cabeza de Buda,siglo II A de C; cabeza de Cristo, fin del siglo XII, siglo XII; cabeza de Palas Atenea con casco siglo IV A de C) donadas por el museo De la Cárcova.
Un tríptico que reproducimos aquí, hecho en simple papel fotocopiado, avisa de las actividades, de las cacaterísticas de las obras, y relata la biografía artística de Ferrari. En el momento de la inauguración, los chicos sentados en el piso, los padres, vecinos, talleristas e invitados escuchamos a quien además de artista y amigo, es el guía del Museo de la Cárcova, Gustavo Ríos. Gustavo hizo la visita guiada por esas esculturas. Gustavo hablaba sobre el arte griego y romano mientras dos chicos se reían del casco en la cabeza de Palas Atenea y un vecino del barrio y yo, a la par que atendíamos el relato, comíamos entusiasmados un par de tortas fritas, casi recostados sobre un espacio vacío de pared entre dos obras de Ferrari.
L.R

lunes, 20 de abril de 2009

"BAÑO REVOLUTION"




Autores:

Syd Krochmalny y Nacho Marchiano

Artistas Invitados: Sociologíacontraataca, Marina Berardi, Leo Caruso, El Entre, Paloma Pluss, Charles Cavenagh y Lucas Rubinich .

Agradecimientos: Gonzalo Murua, Lucas Rozenmacher, Lucas RubinichIII., Roberto Jacoby, Fundación Start, Peyón, Florencia Rodríguez Giles, Ahora y Gastón Cammarata..


video

Página 12

UniversidadViernes, 24 de Abril de 2009
OPINION

Sobre baños y revoluciones
Por Lucas Rubinich yMarcelo Langieri *

En una acción con centro en el hall y en el baño del segundo piso del edificio de Marcelo T. de Alvear de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA), un grupo de artistas ligados a la Carrera de Sociología, bajo la dirección de Syd Krochmanly (sociólogo y artista visual) y Nacho Marchiano (líder del grupo Ahora y autor del tema “Baños”), intervinieron el viernes pasado todos los baños de la facultad y realizaron diferentes acciones en torno a esa intervención, a la que llamaron “Baño Revolution”. El eje de la propuesta consistió en problematizar una forma de clasificación, que es la división de los baños entre “baños de hombres” y “baños de mujeres”. De esta acción se desprende como provocador aspecto político la consigna “por baños universales”.
Los artistas taparon los carteles que dicen en un caso “damas” y en otro “caballeros” (formas en principio arcaicas de nombrar) y los sustituyeron por signos e imágenes humanas que sugieren múltiples identidades sexuales. Las doxas se sostienen como tales en tanto son algo por lo que nadie se pregunta por qué eso es así y no de otra manera. Por qué, como en este caso, habiendo otras identidades sexuales, se mantiene sin modificar esta forma de clasificación que es también una forma de organización de prácticas sociales; si se quiere, una institución social central en la vida cotidiana, que aparece ante la ausencia de estas preguntas, cristalizada.
Estos gestos artísticos que en los hechos se proponen como preguntas desnaturalizadoras de una institución social se convierten en hechos saludablemente desacomodadores para un espacio como la Facultad de Ciencias Sociales. Es, claro, la problematización de una institución que no condensa cuestiones relativas al poder económico o al poder político. Quizás alguien pueda suponer –aun en un espacio como esta facultad– que es una cuestión carente de relevancia.
La dirección de la Carrera de Sociología apoyó decididamente esta acción porque quienes estamos en estas funciones circunstanciales somos, sobre todo, profesores e investigadores con vocación intelectual y política y, como el conjunto de esta comunidad académica, revalorizamos diferentes formas de problematización del mundo social, obviamente las que corresponden a la producción de conocimiento científico, las que resultan de la acción política y, sin lugar a dudas, también las que genera siempre el mundo de las artes.
En una sociedad que ha convencionalizado formas dramáticas de desigualdad social aun con una historia de casi cien años de movilidad social ascendente, en la que grupos e instituciones con capacidades de imposición de visiones del mundo sostienen con tranquila obscenidad que la violencia generada por esta reciente historia de exclusión se soluciona bajando la edad de imputabilidad o instaurando la pena de muerte, es políticamente relevante formularse preguntas desnaturalizadoras sobre cualquiera, absolutamente sobre cualquiera, de las instituciones sociales existentes.
Apoyamos esta experiencia sin ambigüedades porque creemos, además, que es bueno que existan manifestaciones artísticas vivas en los pasillos y las aulas de la facultad; porque esta actividad en particular es, en el sentido más fuerte, arte político, y, entonces, se convierte también en un elemento imprescindible en la reflexión sobre las relaciones sociales en las que todos estamos implicados, y por fin, porque sostenemos firmemente la necesidad de promover estos puntuales hechos artísticos, en la convicción de que la asociación entre diferentes formas de arte y las ciencias sociales resulta productiva para el progreso del conocimiento sobre las sociedades humanas.

* Respectivamente, director y secretario académico de la Carrera de Sociología (UBA).
© 2000-2009 www.pagina12.com.arRepública ArgentinaTodos los Derechos Reservados.

domingo, 19 de abril de 2009

Inauguración de Cerviño en el Borges.Acción directa: el bricoleur criollo y el arte político




Acción directa: el bricoleur criollo y el arte político

Las obras de Cerviño se construyen en base a esculturas “espontáneas” que pueden verse en las obras en construcción, en las calles en arreglo y que en la vida cotidiana tienen una funcionalidad: advierten sobre la grieta en la vereda, impiden el paso a la zona de trabajo de los obreros, arman un pasillo con cintas de plástico atadas a la punta doblada de la varilla de hierro, etc. Los elementos con los que se arman estas esculturas espontáneas responden al espíritu del bricolage que Levi Strauss había percibido en algunos grupos humanos.: la fórmula es arreglárselas con lo que uno tenga, con los elementos que está formando parte de esa práctica cotidiana y que podrían ser descartables. Entonces los tachos de cal o pintura rellenos de cemento con una varilla de hierro que se levanta como una línea en punta agresiva en el espacio u otras con el balde, pero con palos de madera. A veces el cemento como una columna circular moldeada por un balde, con el hierro doblado de diversas formas, quizás con un pedazo de cinta de plástico de peligro anudada rápidamente colgando descuidadamente o esa cinta construyendo un cerco y cada uno de los objetos como poste de sostén. También la voluntad de convertirse en objetos llamativos que advierten al otro, hace que sobre esa base de cemento y la varilla de hierro, se cuelgue sobre esa varilla, un trapo como el de Tiempos Modernos, o una mochila de baño, o un paraguas rojo roto como en el caso de uno de los elementos con los que Cerviño construye sus obras. Porque Cerviño construye sus obras, y lo hace sin dudas valiéndose de estas obras de los bricoleurs criollos en las que sin dudas hay una preocupación funcional y a la vez estética. Pero esto es un elemento de la obra, quizás fundamental, pero un elemento. La obra se construye, en referencia a tradiciones, a zonas de esas tradiciones del arte contemporáneo, lo que es absolutamente explícito en la caso de esta muestra curada por Ana Gallardo en que los artistas se referencian en diferentes maestros. En este caso, se trataba de Ennio Iomi, miembro fundador del mítico grupo arte concreto invención. El tipo de material, la austeridad de las formas, arman sin problemas algunas líneas que remiten a una genealogía en la que Iomi es un punto fundamental. Y la arman porque las obras, y la obra en singular- como también puede leerse esta muestra en conjunto- es una construcción de la artista en la que el rescate de la escultura espontánea no es ingenuo: Como dije antes, es un elemento en el que intervienen- para decirlo rápidamente-, además de las esculturas espontáneas, las bases que son parte de la obra y la forma de disposición del conjunto de las obras que arman la obra en singular.
Las bases observando el piso de la sala como un plano constituyen una distribución no arbitraria de diferentes formas mayoritariamente rectangulares de distinta dimensión, con diferentes colores y de diferentes materiales: el verde de la estantería acostada casi cuadrada sobre la que se posa la lata blanca con letras chinas con una franja roja en el borde superior y de la cual sale una línea varilla de hierro casi perfecta de un metro y medio de alto, la marrón del chapadur, el pequeño rectángulo de fórmica blanca, un pequeño rectángulo de corcho con los borde más largos carcomidos que soportan un tacho de dorado industrial y una varilla fina con una leve curva en el extremo, la magnífica lona amarilla de plástico completada con tres tachos formando un suave triángulo, cuyo ángulo más agresivo es el tacho más grande de los tres, amarillo con la incrustación en el cemento interior de una varilla blanca y fina Las otras dos puntos son un balde pequeño de plástico azul del que sale un tubo negro de plástico y el otro un tacho blanco del que sale una varilla recta en diagonal de hierro… Fotografiadas desde el techo de la sala se podría observar una obra en plano en el que esas formas y esos colores son una inscripción militante en una zona determinada del arte contemporáneo. En fin, hay en esta muestra de Cerviño una problematización sobre la construcción de la obra y sobre los elementos de los que se vale el artista en esa construcción, que por supuesto no es nueva, y que remite explícitamente a ciertas zonas de la historia del arte. Por eso Acción directa posee potencialidad política, porque inscribe estos elementos dentro del mundo del arte; no se despolitiza por entrar a la galería de arte, es política precisamente, porque está en la galería de arte y porque desde allí da la pelea con los herramientas que le proporcionan grandes tradiciones críticas que la incitan a relacionarse vitalmente con la vida cotidiana.
Lucas Rubinich

miércoles, 15 de abril de 2009

Por BAÑOS UNIVERSALES. Hecho artístico sociológico en Marcelote



El viernes a las 18, 30 en el segundo piso de la facu de Sociales ( Marcelote 2230) estaremos todos en el hecho artístico sociológico propuesto por Syd Krochmanly, secundado por Nacho Marchiano y con el apoyo espiritual y práctico de todo sociocontraataca. Mientras suene el tema sampleado de Nacho y el grupo Ahora (Baños, escuchar en http://www.myspace.com/ahora01) , nos preguntaremos porqué naturalizamos en el siglo XXI una institución arcaica como los baños separados para solo dos sexos en un espacio que problematiza permanentemente en las aulas la cristalización de los hechos sociales.

viernes, 3 de abril de 2009

algunas imagenes del encantamiento de los apuntes













Esta muestra de arte clase estuvo realmente buena. Al principio cayeron los compañeros de la revista La Escofina- artistas que tenían su obra en la muestra-Diego Bugallo y Pomarola Talk, junto a Nadia Finck. Ellos comenzaron a montar un yablón para imrpimir mientras se desarrollaba la clase. Luego llegaron Syd, acompañado de Deborah y el DJ conceptual Leonardo Carusso quien puso sus equipos al otro costado de los compañeros que estaban imprimiendo. Dj Carusso hizo escuchar un poco de su música conceptual antes de empezar la clase. Todos en ese momento estaban pegando las obras serigrafiadas en la pared. Además de los mencionados, llegaron después y ayudaron Esteban Schmidt, el autor de la potente The Palermo Manifesto, Paulita Miguel, José Casco, Ceci Ferraudi, Hernan Nazer y Luqui Rozenmacher con sus cámaras de fotos y videos. Cuando Lucas estaba por comenzar llegaron Gustavo Ríos y Diego Melero. Comenzada la clase lo vimos de lejos al coleccionista Ignacio Liprandi, quien charlaba con Melero y unos estudiantes que no habían podido sentarse.Mientras Lucas relataba- hablando del desacomodamiento de sentidos comúnes-, del homenaje a Nini a Marshall cuando Batato Barea recitó el poema Sombra de Conchas de A.Urdapilleta, Blanquita Rizzo, gran bailarina de danza contemporánea, se reía y seguramente recordaba la escena protagonizada por sus amigos de la época. Luego de la clase El DJ se mandó con su música y los estudiantes e invitados buscaban una obra de la pared para llevarse. Un flaco estudiante de socio se sacó la remera y le pidió a Diego Bugallo que le imprimiese una de las obras. En el fondo Maria Julia, profesora de Química de la Ort descubría una estudiante suya que ahora daba vueltas por socio. Silvanetta Gentile del Barrrio de La Boca y de Unione e Benevolenza departía con un par de flacos elogiando todo, pero principalmente al DJ que se llama ( como ella dijo)"ni más ni menos que Carusso".Nacho, el lider del grupo "Ahora" que nos hizo escuchar a todos "Mandame un e-mail", hablaba con Lucas de una acción a realizar en sociales en relación a un nuevo tema del grupo. Al final, en el bar del centro, que Syd definió como Psico lumpen, todo nos esforzábamos por conseguir una cerveza y en ese momento llegaba Mariela Scafati. Mariela subió al aula del quinto, en la que ya había otra clase y sacó unas fotos , además de llevarse unas copias de la obra de Fernanda que no había conseguido. Cuando nos ibamos yendo, un empleado de mantenimiento de la facultad, de overol y con anteojos, le dijo a Lucas y también hablaba para un par de compañeros: "Esto se está pareciendo al MOMA". Interrogado por sus compañeros, dijo, "al Museo de arte Moderno de New York. Si Rubinich sigue con esto, en cualquier momento dicen que somos como el MOMA"
Patricio Dean

















miércoles, 1 de abril de 2009

CERVIÑO EN EL BORGES


La compañera de sociontraataca mariana Cerviño muestra en el Borges y la inauguración es el próximo martes a las 19hs. Esta muestra es parte de una serie curada por Ana Gallardo en la que artistas jóvenes exponen en el marco de la referencia a un artista consagrado con el que estos artistas pueden entablar una relación. En este caso Mariana expone y el lazo se construye con Enio Iommi, escultor, miembro fundador del mítico grupo arte concreto invención. Vamos todos el martes a la muestra y luego haremos la crítica.